Configure la protección de su barco
Amortiguador de amarre Onesailor

Secuencia del amortiguador Onesailor

Después de unos meses disfrutando a tope de nuestro barco y de días estupendos de navegación, toca prepararse para el invierno y sus inclemencias.
Recoger, limpiar, reparar, aplicar… son verbos que vamos a conjugar, con más o menos entusiasmo.

Los que dejamos el barco en el agua para las escapadas que el calendario nos permita, sabemos que esas tareas convenientemente realizadas van a evitar que cunda el pánico cuando veamos acercarse una borrasca con mala mar.

Y hay un elemento en el que da mucha tranquilidad confiar ciegamente, que son los amortiguadores de amarre. Evitar tirones y golpes secos es muy importante, por eso apreciamos que el amortiguador transforme en progresivos los esfuerzos que sufre el punto de amarre, pero hay algo que es mucho más crítico, y es que el amortiguador no colapse dejando los cabos flojos y al barco desplazándose contra finger, muelle o barco del vecino.

Onesailor ofrece un amortiguador muy innovador, cuyo diseño se basa en un sistema de guías deslizantes que comprimen el elemento de caucho, de manera que no sufre torsión ni tracción, lo que garantiza una durabilidad mucho mayor y una fiabilidad absoluta.

Verlo funcionar con mal tiempo es muy tranquilizador…

Deja un comentario